ÚLTIMAS . NOTICIAS

LO QUE USTED DEBERÍA SABER SOBRE LOS PROBLEMAS DE PRÓSTATA MÁS COMUNES: PROSTATITIS E HIPERPLASIA PROSTÁTICA BENIGNA (BPH)

¿QUÉ ES LA PRÓSTATA?

La próstata forma parte de los órganos sexuales masculinos. Tiene aproximadamente el tamaño de una nuez y rodea el conducto llamado uretra, que se ubica justo debajo de la vejiga. Cuando usted orina, la orina fluye a través de la uretra desde la vejiga .

¿QUÉ ES LA PROSTATITIS?

En los hombres menores de 50 años, la prostatitis es el problema de próstata más común Prostatitits significa que la próstata está inflamada; puede estar hinchada, enrojecida y tibia. Si tiene prostatitis:

Algunos tipos de prostatitis son causados por gérmenes o bacterias. Su médico puede recetarle antibióticos para combatir las bacterias.

Si contiúa con infecciones, probablemente tenga algún problema en su próstata que permite que las bacterias crezcan. Por lo general, esos problemas pueden corregirse mediante cirugía.

La mayor parte de las veces, los médicos no encuentran bacterias en los hombres con prostatitis. Si tiene problemas urinarios, el médico buscará otras causas posibles, tales como cálculos renales o cáncer.

Si no se descubren otras causas, su médico puede concluir que usted padece una condición denominada prostatitis no bacteriana. Los antibióticos no ayudan a combatir la prostatitis no bacteriana. Probablemente, usted deba trabajar con su médico para encontrar el tratamiento adecuado. Cambios en su alimentación y baños calientes pueden ser de ayuda. Tal vez, su médico le indique una medicina llamada alfa bloqueante para relajar el tejido muscular de su próstata. No hay una única solución que funcione para todas las personas con esta condición

¿QUÉ ES LA HIPERPLASIA PROSTÁSTICA BENIGNA?

Si usted es un hombre de más de 50 años y tiene problemas al orinar, probablemente el motivo sea un aumento del tamaño de su próstata, o BPH. A medida que los hombres envejecen, su próstata continua creciendo. A medida que crece, ejerce presión sobre la uretra. Como la orina fluye desde la vejiga a través de la uretra, la presión ejercida por la próstata agrandada puede afectar el control de la vejiga. Si usted padece BPH, puede tener uno o más de los siguientes problemas:

Tal vez apenas note que tiene uno o dos de estos problemas, o bien sienta que los problemas al orinar han acaparado su vida.

¿ES LA BPH UN SIGNO DE CÁNCER?

No. Es verdad que algunos hombres con cáncer de próstata también sufren de BPH, pero eso no significa que las dos condiciones ocurran siempre juntas. La mayoría de los hombres con BPH no desarrollan cáncer de próstata. Sin embargo, al ser similares los síntomas de las dos condiciones, debería ver a un médico para asegurarse.

¿LA BPH ES UNA ENFERMEDAD SERIA?

En sí misma, la BPH no es un trastorno grave, a menos que los síntomas sean tan molestos que no le permitan disfrutar de su vida. No obstante, la BPH puede provocar problemas serios, como las infecciones.

Si usted no puede orinar, debería acudir al médico inmediatamente. Algunas veces, esto le sucede repentinamente a los hombres después de tomar alguna medicina de venta libre para el resfrío o la alergia.

En raras ocasiones, la BPH y sus problemas urinarios constantes pueden provocar daños renales.

¿QUÉ PRUEBAS ME INDICARÁ EL MÉDICO PARA DETECTAR PROBLEMAS DE PRÓSTATA?

Hay diversas pruebas que ayudan al médico a identificar el problema y decidir cuál es el mejor tratamiento.

Tacto rectal. Por lo general, este examen es el que se realiza en primer lugar. El médico se coloca guantes e inserta un dedo en el recto para palpar la parte de la próstata más cercana. Este examen le da al médico un idea general acerca del tamaño y la condición de la próstata.

Análisis de sangre. El médico puede considerar necesario analizar una muestra de su sangre para determinar la presencia del antígeno específico de la próstata o PSA. Si su PSA es alto, puede ser una señal de que usted padece cáncer de próstata. Pero este análisis no es perfecto. Muchos hombres con altos niveles de PSA no tienen cáncer de próstata.

Diagnóstico por Imágenes. El médico puede considerar necesario tomar imágenes de su próstata empleando rayos X u otras máquinas especiales, como el sonograma rectal que registra sonidos que rebotan contra la próstata.

Estudio de flujo de orina. Le pedirán que orine en un dispositivo especial que calcula cuán rápido fluye la orina. Un flujo de poca fuerza puede significar que usted tiene BPH.

Cistoscopía. Otra forma de buscar los problemas desde el interior es con un cistoscopio, que es un tubo fino con lentes como los de un microscopio. Se inserta el tubo dentro de la vejiga a través de la uretra, y el médico mira a través del cistoscopio.

¿CÓMO SE TRATA LA BPH?

Existen varios tratamientos. Hable con su médico para elegir el más adecuado para usted.

Esperar con atención. Si sus síntomas no lo molestan demasiado, usted puede elegir vivir con ellos en vez de tomar medicamentos diariamente o someterse a cirugía. Sin embargo, usted debe realizar controles periódicos para asegurarse de que su condición no empeora. Con una espera atenta, usted puede estar listo para elegir un tratamiento cuando lo necesite.

Medicinas. Los medicamentos pueden ayudar a achicar o relajar la próstata para evitar que bloquee la apertura de la vejiga.

Procedimientos no quirúrgicos. Existen dispositivos que permiten remover parte de la próstata sin cirugía. Generalmente, estos procedimientos pueden realizarse en una clínica o en un hospital sin necesidad de internación.

Tratamiento quirúrgico. La cirugía para remover una porción de la próstata puede realizarse a través de la uretra o bien mediante cirugía abierta, que implica realizar un corte a través de la piel sobre la base del pene. Su médico puede recomendarle cirugía abierta si su próstata es especialmente grande. La cirugía más común es la llamada resección transuretral de la próstata, o TURP. Para una TURP y para cirugía abierta es necesaria una anestesia general e internación hospitalaria.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS TRATAMIENTOS PARA LA PRÓSTATA?

La cirugía para BPH puede tener efectos secundarios pasajeros en la función sexual. Casi todos los hombres recuperan su función sexual completa dentro del primer año que sigue a la cirugía. El lapso exacto depende del tiempo en que usted experimentó los síntomas antes de la cirugía y del tipo de cirugía realizado.

Si sufre cualquier problema luego de un tratamiento de próstata, hable con su médico o su enfermero. Los problemas de erección y la pérdida de control de la vejiga pueden tratarse, y existen muchas probabilidades de que el problema desaparezca.

 

Con la colaboración del instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales
Última actualización: 10/01/2002

 

E V E N T O S
Done su automóvil a la Fundación Norteamericana de Riñón y Urología
APOYE NUESTRO TRABAJO: DONE SU AUTOMÓVIL
info@kidneyurology.org
1 . 8 0 0 . 6 3 3 . 6 6 2 8

GRUPOS DE APOYO

¡Los grupos de apoyo de New Jersey celebran las vacaciones a mediados de diciembre! ¡No se pierda las festividades! Haga clic aqui para más detalles

CAMINATAS

¡Manténgase en contacto para más detalles sobre nuestras proximas caminatas!

OTROS EVENTOS

Échele un vistazo a la revista del sitio KUF, un "recurso excelente" ¡para pacientes y para el público!

*Barreras para el control de la hipertensión en Afro-Americanos