Skip to content Skip to footer

Las enfermedades renales causan 60.000 muertes en forma directa y están relacionadas con la causa de muerte de más de un cuarto de millón de personas por año en E.U.A.

Más de 360.000 norteamericanos necesitan una máquina que simula un riñón artificial (diálisis) o un transplante de riñón para sobrevivir.

La diabetes es la causa principal de insuficiencia renal. La diabetes es responsable de aproximadamente el 35% de los casos nuevos de insuficiencia renal crónica en los E.U.A.

Al menos 50 millones de norteamericanos tienen alta presión arterial, la cual requiere tratarse con medicación y controles regulares. Alrededor del 15% no sabe que tiene alta presión arterial, la cual es la segunda causa principal de insuficiencia renal.

Casi el 66% de las personas con insuficiencia renal es menor de 65 años de edad. En realidad, casi el 27% tiene menos de 44 años. Lamentablemente, 6.000 de ellos son niños. Los grupos raciales minoritarios padecen insuficiencia renal en mayor proporción que la población general.

El cáncer de próstata es el segundo tipo de cáncer más común entre los hombres norteamericanos. El riesgo de desarrollar cáncer de próstata a lo largo de una vida es de 1 en 10 y aumenta significativamente después de los 50 años de edad.

Una de cada cinco mujeres padece una infección del tracto urinario (UTI) en su vida. Las UTIs son la razón de alrededor de 10 millones de visitas al médico y 1,5 millones de internaciones por año. Son una de las causas más frecuentes de pérdidas de horas de trabajo entre las mujeres.

La hiperplasia prostática benigna (BPH) es un agrandamiento no cancerígeno de la próstata que ocurre en casi todos los hombres con la edad. Se estima que para aliviar los síntomas de este trastorno se realizan alrededor de 350.000 a 400.000 operaciones por año.

Los cálculos renales dolorosos pueden afectar a más de 1 millón de norteamericanos por año, algunos de ellos niños.

La incontinencia urinaria, que es la pérdida del control de la vejiga por causa de una enfermedad, medicación o la edad, es uno de los problemas de salud más importantes en la personas mayores. Se estima que 3 millones de norteamericanos de edad padecen este problema.